5 rincones del Bosque de Chapultepec que debes conocer

El Bosque de Chapultepec ofrece hermosos rincones a quien está dispuesto a explorarlo. Sólo hacen falta un poco de tiempo y muchas ganar de caminar para descubrir espacios dignos de admiración que te brindan tranquilidad y, de paso, lucen increíblemente bien en las fotos.

¿Me acompañas a conocerlos?

1. Cárcamo de Dolores

Este peculiar rincón es vigilado por Tláloc y en su interior alberga el interesante mural subacuático de Diego Rivera: El agua, origen de la vida. Se encuentra en la segunda sección del bosque y fue construido en los años 50 para recibir y distribuir a la ciudad las aguas provenientes del río Lerma.


Esta peculiar obra de Rivera conjunta teorías (como su nombre lo indica) sobre el origen de la vida y desde el 2011 es acompañada por la Cámara Lambdoma, intervención sonora de Ariel Guzik que sintetiza e interpreta las ondas energéticas del agua, el aire y el sol, y las transforma en música... Entrar a esta pequeña construcción te permite —literalmente— escuchar a la naturaleza.




2. Fuente de la Templanza

Se encuentra en la primera sección del bosque y debe su nombre a una escultura de Enrique Guerra.

La Templanza es una de las Cuatro virtudes cardinales que adornaron la fachada de la otrora Secretaría de Relaciones Exteriores en la avenida Juárez de la Ciudad de México; fue colocada en su ubicación actual en 1931. Las otras tres obras —La Prudencia, La Fortaleza y La Justicia— se encuentran en el Paseo Ayuntamiento, en Jalapa (lugar de origen del escultor), junto con una réplica de La Templanza.


Lo más interesante del lugar son los dos planos que lo componen, pues delante de la fuente se encuentra David con la honda, también del escultor Guerra.




3. Fuente de Xochipilli

Esta obra, ubicada en la segunda sección, data de los años 60. Aunque claramente no es de origen prehispánico, sí retoma dichas raíces, visibles en su forma de talud-tablero (un muro inclinado con una plataforma encima) y las cabezas de caballero águila. Hoy luce más bella que nunca y es un espacio que le encanta a los perritos para darse un buen chapuzón (aunque sí, está prohibido que lo hagan).



4. Tribuna Monumental

También conocida como Monumento a las Águilas Caídas, este hemiciclo rinde tributo a los más de 200 pilotos que perecieron en la Segunda Guerra Mundial. Está en la primera sección del bosque, justo frente a El Sargento, el enorme ahuehuete que, según se cuenta, fue plantado por Nezahualcóyotl.




5. Vórtex

A un costado de la Fuente de Xochipilli, y frente al Lago Mayor de Chapultepec, se encuentra esta curiosa fuente. Gracias a su forma, recolecta agua que se canaliza al lago y se utiliza para regar la flora del lugar.

Detrás de ella puedes encontrar el Paseo de los Compositores, una larga fila de fuentes que podrían sorprenderte si te distraes y varias bancas donde te puedes sentar a ver la vida pasar.



Si todavía no los visitas, ¿qué esperas? ¡Estoy segura de que te encantarán!


¡Muchas gracias a Colectivo Zombie por mis fotos para este post!

Cristina Pérez

Licenciada en Comunicación. Aprendiz de Mercadotecnia. Soy fan de las gomitas y el helado de Oreo. Me gustan las historias que inspiran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es muy importante. ¡Deja un comentario!