Jorge Marín y su piel de bronce

Originario de Uruapan, Michoacán, Jorge Marín ha logrado posicionarse como un reconocido representante del arte contemporáneo figurativo. Su obra es conocida gracias a las más de 200 exposiciones individuales y colectivas en las que ha participado. Sus personajes suelen ser humanos alados, seres con antifaces e incluso acróbatas, todos ellos de mirada firme; es un trabajo con marcadas líneas y texturas del cuerpo humano. 


“La libertad no necesita alas, lo que necesita es echar raíces”
-Octavio Paz






Basta con ir al Bosque de Chapultepec para reconocer su obra. Las Alas de México son un ejemplo de la escultura monumental de Jorge Marín. Ubicada en Paseo de la Reforma, frente al Museo Nacional de Antropología, esta pieza es ahora un referente no sólo de la obra de este escultor, sino de la ciudad misma ya que permite a los turistas y paseantes interactuar con el arte y volverse parte de él. Pero el trabajo de Marín no se limita a esculturas de gran formato. Si bien ha ganado reconocimiento fuera de México con la exposición itinerante Alas de la Ciudad, que recorre Estados Unidos, sus piezas de menor tamaño continúan asombrando al público. Los personajes, aunque estáticos, parecieran dispuestos a saltar o volar en cualquier instante. Con ellos, Jorge Marín aborda temas como el equilibrio, la introspección y el balance.




La muestra Piel de Bronce, que se exhibe en el Centro Cultural Acatlán de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, conjunta 19 piezas de mediano formato tales como La paz en balsa, Estudio de cabeza de Bernardo, Aviador en cubo y La conversación, entre otras. 





Piel de Bronce se expone hasta el 21 de noviembre de este año. Acércate y define el movimiento, interprétalo y dale un significado propio, único.  Centro Cultural Acatlán FES Acatlán (UNAM) Av. San Juan Totoltepec s/n, Col. Santa Cruz Acatlán. Naucalpan, Edo. de México. Entrada libre


Fotos por Cristina Pérez

Cristina Pérez

Licenciada en Comunicación. Aprendiz de Mercadotecnia. Soy fan de las gomitas y el helado de Oreo. Me gustan las historias que inspiran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante. ¡Deja un comentario!