Lugares imperdibles en Chiapas

Chiapas es un estado con una impresionante riqueza natural y cultural. Es el segundo estado de la República Mexicana con mayor diversidad étnica (después de Oaxaca), pues en él se encuentran choles, tzotziles, tojolabales y zoques, entre otros. Gracias a dicha riqueza, Chiapas es un destino turístico con ofertas para todos los gustos: turismo de aventura, turismo arqueológico, turismo gastronómico, turismo cultural... A pesar de los problemas económicos y educativos en el estado, Chiapas reúne muchas de las características distintivas de México, por lo cual es un lugar que vale la pena disfrutar, así que te propongo 3 lugares que no puedes dejar de visitar.







1. Cascadas Escondidas de Agua Azul

Las Cascadas de Agua Azul son una atracción muy cercana a Palenque. Son famosas, como su nombre lo indica, por el color de sus aguas: un conjunto de tonalidades azules y verdosas, brillantes, limpias y refrescantes. Ahí puedes encontrar pequeños restaurantes, comprar souvenirs y nadar. 



También puedes subirte a una balsa y encontrar la verdadera belleza del lugar: cascadas escondidas que puedes disfrutar muy de cerca para tomarte fotos y refrescarte.  Si vas en épocas de lluvia, puede que encuentres las aguas un poco turbias. Lleva zapatos cómodos y de suela ancha, pues tendrás que caminar entre lodo, piedras y pequeños puentes de madera. Además, en la región es indispensable utilizar repelente contra insectos ya que los mosquitos abundan. Estos son los únicos peros. La vista lo vale todo; claramente es un paisaje que difícilmente encontrarás en algún otro lugar.






2. Sendero Motiepá en Palenque


Si tienes pensado ir a la Zona Arqueológica de Palenque, puedes pasar antes al Sendero Motiepá. Este camino comienza en la carretera y se adentra en una parte de la selva. Puedes recorrerlo en aproximadamente 2 horas (1 de ida y 1 de regreso); no necesitas ser un aventurero experimentado. En el sendero Motiepá puedes observar algunas estructuras prehispánicas que no han sido arregladas, tales como la Piedra de la Picota, el acueducto y el impresionante Templo Olvidado. Además, tienes la oportunidad de descubrir la vegetación, como el palo mulato (también llamado árbol turista por su color rojo y su corteza que parece que se descarapela) y tal vez, con mucha suerte, podrás encontrar a un saraguato (el mono aullador).

Este recorrido termina unos metros antes de la entrada a la zona arqueológica, por lo que necesitarás mucha energía para soportar la caminata entre los árboles y el lodo, y después visitar las bellas construcciones como la Tumba de la Reina Roja o el Palacio.




3. Lagos de Montebello

Aproximadamente a 30 minutos de Comitán se encuentran los Lagos de Montebello, que te ofrecen paisajes amplios, compuestos por montañas y agua. Al igual que en Agua Azul, aquí podrás encontrar lugares para comer, comprar recuerditos, chocolate guatemalteco, pasear a caballo e incluso acampar. En algunas de las lagunas hay balsas de madera en las cuales puedes navegar para vivir más de cerca el paisaje. Además, esta zona se encuentra extremadamente cerca de Guatemala, así que podrás sentirte prácticamente fuera de México. Antes de irte puedes probar el queso asado, acompañado de frijoles de la olla, carne asada, chorizo y tortillas calientitas. Y, si te interesa adquirir un souvenir, se venden miniaturas de las balsas y quetzales.




Fotos por Cristina Pérez

Cristina Pérez

Licenciada en Comunicación. Aprendiz de Mercadotecnia. Soy fan de las gomitas y el helado de Oreo. Me gustan las historias que inspiran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante. ¡Deja un comentario!